previous arrow
next arrow
Slider

Bienvenidos

La música tiene la fuerza para cambiar.

Al escuchar la música alegre, las personas se sienten feliz; al escuchar la música triste, se entristecen. La razón es porque la música tiene la fuerza. En el Colegio de Música Gracias, el poder de la música no solo cambia a los que aprenden, sino que también le da la felicidad y entusiasmo a los que la escuchan.

Con el precepto en Dios quien nos guió a establecer el Colegio de Música Gracias, siendo de inicio la música clásica y el conocimiento medio, estos estudiantes luchan contra sí mismos y saborean la verdadera felicidad y por ello, le pedimos su interés y amor hacia los estudiantes.

Ram I Lee

Mi nombre es Karen Pérez, soy Mexicana y estudio canto en el Colegio de Música Gracias, aunque no fue fácil adaptarme a la música clásica pero a pesar de eso, las profesoras siempre nos decían que somos los mejores músicos del mundo. El año pasado tuvimos que prepararnos mucho para la presentación en un concierto con la Primera Dama, viendo como ella estaba tan contenta de ver nuestras presentaciones me sentía muy feliz de ver como Dios nos ayudó hasta el final.

Mi nombre es Ana, a través de los Concursos de Música que el Colegio realiza cada ano tuve un desafío en el cual no puedo olvidar. Aun ensayaba mucho las piezas que tenía que presentar, el mismo día de la pre- eliminatoria cometí errores eso me hizo sentir mal, pero cuando recordé la promesa de que somos los mejores músicos del mundo, Dios me permitió obtener el primer lugar eso me empujo a no verme a mí misma sino con la fe en Dios.

Mi nombre es Ambar y soy la mejor soprano del mundo, aunque al principio fue difícil aceptar esa palabra, ya que tuve una dificultad en mi salud y empecé a desanimarme en continuar con el canto. Pero a través del empuje de las maestras pude sobrepasar mis límites y hasta ahora sigo agradecida de ver como Dios me ha ayudado.